Receta de bizcocho esponjoso

Ingredientes: para 8 personas.

  • 4 huevos.
  • 165 grs. de azúcar extrafino.
  • 150 grs. de harina leudante.
  • 1 cucharada de maicena.
  • 10 grs. de mantequilla.
  • 80 ml. de agua hirviendo.
  • 110 grs. de mantequilla de limón.
  • 180 ml. de nata para montar.
  • 1 cucharada de azúcar glas.
  • Mantequilla de limón
    • 220 grs. de azúcar.
    • 60 grs. de mantequilla cortada en trocitos.
    • Ralladura de 2 limones.
    • Zumo de 3 limones.
    • 3 huevos batidos.

Elaboración:

Colocar la rejilla del horno y precalentarlo a 180-190º centígrados. Engrasar dos moldes redondos y profundos de 20 cm.

Batir los huevos en un cuenco grande con las varillas eléctricas hasta que queden espesos y espumosos. Añadir poco a poco el azúcar, una cucharada por vez, batiendo entre cucharada y cucharada hasta que esté bien disuelto. batir unos 10 minutos.

Tamizar la harina y la maicena juntas 3 veces sobre papel.

Tamizar la mezcla de harina y maicena sobre el huevo con azúcar, usando una mano como rastrillo, trabajar deprisa pero con suavidad para mezclar bien e incorporar la harina al huevo. Utilizar el canto de la mano como rascador para asegurarse de que todos los ingredientes estén combinados y no queden grumos adheridos a la mano.

Verter por un lateral del cuenco el agua y la mantequilla mezcladas; con una mano incorporarlas a la mezcla de huevo. Repartir esta masa entre los dos moldes previamente preparados, extendiéndola hasta los bordes con una espátula de metal.

Hornear los bizcochos de unos 25 minutos. En cuanto estén listos, desmoldarlos sobre rejillas cubiertas con papel de hornear; volverlos del derecho para enfriarlos.

Poner un bizcocho en una fuente de servir, cubrirlo con mantequilla de limón y nata montada. Rematar con el otro bizcocho y espolvorearlo todo con azúcar glas tamizado.

Sugerencias: batir los huevos y el azúcar ayuda a airear adecuadamente la masa. El azúcar extrafino es el más rápido en disolverse; se puede usar también azúcar cristalizado de mesa, pero su incorporación requiere más tiempo batiendo.

Es importante dar volumen a la mezcla de huevo y el azúcar. Obtendrá mejores resultados, aunque despues tenga que transferir la mezcla a un cuenco más grande para incorporar la harina y el agua.

Si no le agrada usar la mano para mezclar los ingredientes, puede usar una espátula de goma o plástico o una cuchara metálica grande.

Cuando el bizcocho esté hecho será elástico al tacto y se habrá separado ligeramente del molde. Desmoldarlo o el calor del molde seguirá cociéndolo, formando una corteza demasiado crujiente.

Conservación: lo mejor es hacer el bizcocho el día que vaya a consumirse. Si hay que rellenarlo con más de 1 hora de antelación, meterlo en la nevera.

El bizcocho sin relleno puede consevarse congelado hasta 1 mes.

Mantequilla de limón: En un cuenco echar el azúcar, la mantequilla, la ralladura y el zumo. Poner el recipiente al baño maría a fuego lento, removiendo de vez en cuando con una cuchara de madera, hasta que la manequilla se derrita. Añadir los huevos batidos, sin dejar que la mezcla llegue a hervir para evitar que se cuajen. Remover hasta que espese. Repartir la mantequilla de limón en frascos previamente esterilizados y meterla en el frigorífico. De este modo puede conservarse hasta 2 semanas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>